Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades  - Gobierno de España

40 años de la Constitución

Consejo Ártico

El Consejo Ártico (CA) se estableció mediante la Declaración de Ottawa, el 19 de septiembre de 1996, es un foro de cooperación intergubernamental del que forman parte los ocho Estados con zonas de soberanía situadas más allá del Círculo Polar Ártico: Canadá, Dinamarca (por Groenlandia y las Islas Faroe), Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia, Rusia y Estados Unidos de América. El Consejo Ártico se estableció como un foro de alto nivel para promover un medio de cooperación entre los Estados Árticos, incluyendo las comunidades indígenas árticas y otros organismos interesados en la protección del medio ambiente Ártico. La Presidencia del CA rota cada dos años entre los 8 países miembros, de 2013 a 2015 Canadá Presidirá el Consejo Ártico quien será seguida por Estados Unidos.

En 2011 se aprobó la creación de una Secretaría del Consejo Ártico para fortalecer la actividad del Consejo Ártico a través de un instrumento administrativo capaz de facilitar la continuidad, la memoria institucional, la eficiencia operativa, mejorar la comunicación y la difusión y el intercambio de información con otras organizaciones internacionales pertinentes, y para apoyar las actividades del Consejo Ártico. La Secretaría se estableció en 2012 en la ciudad de Tromso (Noruega).

Participantes Permanentes

Son Participantes Permanentes del Consejo Ártico, con derecho de participación activa y consulta dentro del Consejo Ártico, las organizaciones indígenas del Ártico compuesta por 6 organizaciones internacionales que promueven los intereses de los pueblos indígenas árticos (lapones, esquimales o inuit, aleutianos, etc.), aunque estas poblaciones se encuentren distribuidas en más de un Estado. Se mantiene el criterio de limitar el número de organizaciones permanentes de forma que no superen en número a los países miembros.

Actualmente son Participantes Permanentes: Asociación Rusa de los Pueblos Indígenas del Norte, (RAIPON), Conferencia Circumpolar Inuit, El Consejo Saami, Consejo Ártico Atabascano, Consejo Internacional Gwich in, y la Asociación Internacional Aleutiana. Los miembros permanentes están apoyados por la Secretaría de los Pueblos Indígenas.

Países Observadores

Existen en el Consejo Ártico, además, una serie de Países Observadores entre los que se encuentra España desde octubre de 2006. Estos países son: Alemania, Francia, Reino Unido, España, Países Bajos, Polonia y de reciente incorporación en 2013, China, Corea, India, Italia, Japón y Singapur. La Unión Europea ha presentado su candidatura como País Observador.

Además de los países Observadores indicados, son Observadores del CA las Organizaciones Interparlamentarias e intergubernamentales y Organizaciones no gubernamentales: International Artic Science Committee (IASC), Northern Council of Ministries (ACM), European Council (EC), Northern Forum (NF), University of Artic (UA), Conference of Parliamentarian Artic Representatives (CPAR), Nordic Environment Finance Corporation (NEFC), Association of the word Reindeer Herders (AWRH), International Artic Social Sciences Association (IASS), United Nations Environment Program (UNEP), Standing Committee of Parliamentarians of the Arctic Region ( SCPAR).

Actividades del Consejo Ártico

Es misión del Consejo Ártico el adoptar los términos de referencia para coordinar los programas de desarrollo sostenible y diseminar la información sobre educación, investigación y, en general, la promoción de las materias relacionadas con el Ártico.

Las preocupaciones del CA se centran antes en la protección del medio ambiente y en el bienestar de estas minorías indígenas, que en la investigación científica internacional, al contrario que en el Tratado Antártico.

Además, el relativamente reciente CA, a diferencia, del Antártico, no se apoya en un Tratado y dedica fundamentalmente su actividad a cuestiones técnicas relativas a las tres áreas que se acaban de mencionar, soslayando en cambio cuestiones de mayor calado estratégico, e incluso político, que tarde o temprano habrá también de tener en cuenta como son la apertura de nuevas vías de navegación (y el libre acceso a las mismas de terceros países), debido al rápido deshielo de esta región, y las posibles disputas a causa de la falta de delimitación territorial de zonas que durante siglos han estado cubiertas por el hielo, y ahora empiezan a ser utilizables.

Debe tenerse en cuenta que las nuevas vías de navegación árticas, en un plazo de 20 años, acortarán drásticamente las distancias actuales para el transporte de mercancías entre Asia Continental, América del Norte y Europa, y facilitarán la explotación de los abundantes recursos pesqueros de la región.

Debe considerarse además las dificultades en la delimitación de territorios emergentes del hielo, pero sobre todo de plataformas continentales (y sus correspondientes zonas económicas exclusivas) hasta ahora inaccesibles, y que pueden contener un alto porcentaje de los recursos energéticos inexplorados.

Grupos de Trabajo del Consejo Ártico

El trabajo científico del Consejo Ártico se lleva a cabo a través de 6 Grupos de Trabajo que están compuestos por expertos representantes de diversos ministerios, agencias gubernamentales e investigadores. Su trabajo cubre un amplio rango de temas como el cambio climático o la respuesta ante emergencias.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

© 2018 Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades