Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades

Estás en:

Variantes del SARS-CoV-2 y las implicaciones en la vacunación

24 de marzo de 2021

El GTM analiza las variantes del SARS-CoV-2 y las implicaciones en la vacunación

  • El informe destaca la necesidad de aumentar la capacidad de secuenciación

El Grupo de Trabajo Multidisciplinar (GTM), que asesora al Ministerio de Ciencia e Innovación y apoya al Gobierno en materias científicas relacionadas con el COVID-19 y sus consecuencias futuras, analiza en un nuevo informe las variantes del SARS-CoV-2 y sus implicaciones en los programas de vacunación global frente a COVID-19. Ante la necesidad de saber si las vacunas actuales sirven igualmente frente a las variantes que están siguiendo o si habría que producir nuevas vacunas, el GTM describe las variantes del SARS-CoV-2 actualmente en circulación en la población mundial, sus características, susceptibilidad frente a las vacunas actuales, planes de acción para su detección, evolución y control y, además, propone una serie de recomendaciones específicas.

El GTM explica que todos los virus, y en particular aquellos cuyo genoma consiste en una molécula de ARN, mutan a medida que se van replicando en el interior de las células dianas como consecuencia de la tasa de error asociada a las distintas enzimas con actividad ARN polimerasa responsables de este proceso. El coronavirus SARS-CoV-2 no es una excepción, aunque destaca que su tasa de mutación es menor que la de otros virus ARN (como por ejemplo el virus de la gripe). En este sentido, el GTM analiza las variantes dominantes: la británica, la sudafricana y la brasileña, además de mencionar otras variantes en expansión.

Sobre estas variantes y su mayor o menor resistencia ante las vacunas existentes, el GTM afirma que existen varias líneas de acción para establecer el papel que juegan las mutaciones introducidas en el genoma del SARS-CoV-2 sobre resistencia a la acción de las respuestas inmunes inducidas por las vacunas actuales, mayoritariamente dirigidas frente a la proteína S. Con esta finalidad, la comunidad científica, la Organización Mundial de la Salud, y otras organizaciones han alertado de la necesidad de establecer experimentalmente ensayos que permitan valorar las características fenotípicas de las distintas variantes ya identificadas (y las venideras) y en particular su capacidad para escapar a la respuesta inmune desarrollada frente a una vacuna COVID-19.

Ante esta circunstancia, el GTM propone recomendaciones como preservar las medidas de prevención individual para mantener bajos los niveles de transmisión; hacer un seguimiento epidemiológico de la acción de las vacunas actuales sobre la población, identificando en los vacunados si se producen infecciones por variantes y su frecuencia; establecer mediante métodos experimentales el papel de la respuesta inmune humoral (anticuerpos) y celular (linfocitos T) en la eficacia de las vacunas actuales frente a las distintas variantes del SARS-CoV-2; incrementar las tasas de secuenciación de genomas virales en personas infectadas para determinar las posibles variantes que surgen, o llevar a cabo un esfuerzo en I+D dirigido al estudio de variantes del SARS-CoV-2, en términos de epidemiología, biología, bioinformática estructural, evolución, impacto social y seguimiento.

Secuenciación genómica

El GTM destaca que, para poder detectar la aparición de nuevas variantes o la introducción de variantes diferentes a las que están en circulación en un país o región determinada, es imprescindible la ampliación en todo el mundo de las labores de secuenciación genómica e intercambio de datos, junto con una mayor colaboración científica que permita dar respuesta a incógnitas fundamentales, ya que la secuenciación de genomas completos es la única forma científica y práctica de garantizar la detección de nuevas variantes.

En este sentido, afirma que el aumento de la capacidad de secuenciación es un área de investigación prioritaria para la OMS y que hasta el momento, el Reino Unido ha desarrollado el esfuerzo de secuenciación más amplio, con más de 200.000 genomas secuenciados y analizados.

En el caso de España, el informe explica que el Ministerio de Sanidad ha publicado un nuevo protocolo para potenciar la secuenciación del genoma del coronavirus a instancia de la Comisión Europea, que ha indicado a todos los países miembros que deben secuenciar al menos el 2% de sus muestras positivas, esperando que con la reducción del número de casos este número sea equivalente al 5% de casos y pueda aumentarse hasta el 10% como objetivo preferible. En este punto, destaca la apuesta por la creación de una Red de Laboratorios de Secuenciación y el esfuerzo del Centro Nacional de Microbiología por escalar sus capacidades de secuenciación a la semana. Por último, menciona el proyecto SeqCOVID, un proyecto de investigación financiado por el Instituto de Salud Carlos III y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, del que forman parte hospitales y laboratorios de todas las comunidades autónomas y que aporta el 86,3% de las secuencias procedentes de España.

El informe también subraya la necesidad de establecer un sistema de representación y análisis de la información y disponer de las correspondientes estructuras tridimensionales de cada nueva variante detectada.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

© 2021 Ministerio de Ciencia e Innovación