Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades

27 de mayo de 2020

Aprobada la propuesta del Ministerio de Universidades para la reducción de los precios públicos de matriculación en grados universitarios en la Conferencia General de Política Universitaria

  • El nuevo modelo se ha aprobado con el voto mayoritario de las CCAA
  • Se ha determinado el precio máximo de cada crédito universitario específico para Comunidad Autónoma
  • Se ha acordado una reducción de los precios de primera matricula de grado en base a los precios medios existentes en el 2011-12, garantizándose así también una reducción de las disparidades de precios entre Comunidades Autónomas
  • Asimismo, se ha acordado que los precios de las demás matrículas y de másteres no pueden ser superiores a los del último año

La Conferencia General de Política Universitaria ha aprobado hoy el nuevo modelo para la reducción de precios públicos de matrícula de los estudios oficiales de Grado para el curso 2020-2021. En la reunión mantenida hoy, presidida por el Ministerio de Universidades y en la que están presentes todas las Comunidades Autónomas, se ha aprobado por el voto mayoritario de estas últimas la propuesta para la reducción de los precios públicos de la primera matricula de grado y un precio máximo no superior al del último curso de las demás matrículas y de másteres.

La propuesta, hecha por el Ministerio de Universidades, fija un precio máximo para cada crédito universitario que varía según el grado de experimentalidad en cada Comunidad Autónoma, mediante decisión de la Conferencia General de Política Universitaria. Como resultado, se limitará el nivel de precios resultante del súbito incremento de precios en algunas Comunidades a partir del 2011-2012, al tiempo que reducirá las disparidades de precios entre Comunidades Autónomas.

Criterios en el cálculo de los nuevos precios en las tasas universitarias

Tal y como se aprobó en el decreto a este respecto, desaparece el sistema de horquillas y a partir de ahora el precio de los créditos universitarios se fijarán en torno a un máximo en un índice de precios propuesto desde el Ministerio de Universidades. Se trata de fijar los límites mínimos y máximos del índice para disminuir razonablemente los precios más altos y, a su vez, reducir las disparidades entre Comunidades, para el caso de las primeras matrículas.

Algunas de las CCAA no necesitarán realizar variaciones, ya que no habían experimentado una subida en los precios de los créditos durante los últimos años y porque además su precio estaba por debajo del precio medio del crédito del 2011-12.

Una vez aprobado el nivel de precios para 2020-21 según este sistema, se considerará en el futuro que dicho nivel, para cada Comunidad, se establezca como precio máximo. No se establece, sin embargo, un precio mínimo.

Modelo de precios públicos

El modelo de precios públicos de los estudios oficiales de Grado de las universidades españolas se fundamenta en los siguientes criterios técnicos:

  1. Se toma el precio medio de los estudios oficiales de Grado en España en el curso 2011-2012, los 16,05 euros/crédito, como valor de referencia (columna 4 de la Tabla resumen de la propuesta).
  2. A ese precio se le asigna un índice 100 y se calcula el porcentaje de cada comunidad con respecto a 16,05. Por ejemplo, Madrid tenía en el curso 2011-2012, 21,60 euros/crédito. Eso significa un índice 134,58 (columna 6).
  3. Se establece un índice máximo de 115 del valor de los precios públicos de matriculación del Grado en primera matrícula. A las CCAA que en el curso 2011-2012 superaban en más de un 15% el valor medio nacional (16,05) se las sitúa en el valor que corresponde al índice 115. Así, por ejemplo, Madrid lo superaba, tenía 21,60 euros/crédito y 16,05 + un 15%, es 18,46 euros/crédito. Por lo tanto, Madrid deberá rebajar su precio a 18,46 euros/crédito. Igual ocurre con Cataluña.
  4. Las Comunidades autónomas cuyo índice es inferior a 115 y superior a 85 (Aragón, Baleares, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Navarra, País Vasco y La Rioja) tienen como precio máximo para el curso 2020-2021, el precio que tenían en el curso 2011-2012. Por ejemplo: el País Vasco, 16,17 euros/crédito.
  5. Las Comunidades Autónomas cuyo índice es inferior a 85 (Andalucía, Canarias, Cantabria, Castilla La Mancha, Murcia y la UNED) no tienen obligación de bajar los precios. Es decir, pueden utilizar para el curso 2020-2021 los mismos precios que en el 19-20. Por ejemplo, Murcia puede seguir poniendo como precio máximo 15,51 euros/crédito.
  6. Lo mismo ocurre para Asturias y Galicia cuyos precios en 19-20 eran inferiores o iguales, respectivamente, a los del curso 2011-2012.
  7. Las Comunidades Autónomas que tengan que reducir sus precios públicos de la primera matrícula de Grado al precio establecido en cada caso, tendrán hasta el curso 2022-2023 para alcanzarlo.
  8. Las Comunidades Autónomas fijarán un rango de precios públicos de matriculación de las segundas y sucesivas matrículas de los Grados, según su experimentalidad, que en ningún caso podrán superar los precios vigentes en el curso 2019-2020.
  9. Las Comunidades Autónomas establecerán el rango de precios públicos de matriculación en los Másteres Universitarios oficiales según experimentalidad y considerando si son títulos que habilitan para el ejercicio de una profesión regulada, en primera y sucesivas matrículas, teniendo presente que se establece como tope máximo los precios vigentes en el curso 2019-2020.
  10. Las Comunidades Autónomas fijarán un rango de precios públicos de las matrículas oficiales de los Grados y de los Másteres, en primera y segundas convocatorias, para los y las estudiantes residentes en países no pertenecientes a la Unión Europea, que consideren adecuado, estableciéndose como tope máximo el valor vigente en el curso 2019-2020.
Propuesta de modelo de precios públicos de los estudios oficiales de Grado en España

Flexibilidad para las Comunidades Autónomas

Teniendo en cuenta que algunas Comunidades tendrán que hacer un esfuerzo presupuestario para poder reducir los precios de la primera matrícula de grado, éstas tendrán la opción de periodizar su reducción de precios, estableciendo el nuevo precio público a partir del curso 2022-23, pudiendo sin embargo iniciar la reducción de forma inmediata para aliviar los problemas de su estudiantado universitario.

El proceso iniciado ahora busca hacerse cargo de una situación estructural de vulnerabilidad al mismo tiempo que siente las bases para un índice de referencia en el futuro. Este proceso culminará con la adaptación de un precio máximo consensuado en 2022-2023.

En ningún caso se aumentarán los precios actuales y se garantizará que el curso 2022-23 los precios estén adaptados a los máximos pactados.

Objetivos del modelo

El modelo, aprobado hoy en la Conferencia General de Política Universitaria, se centra en definir un sistema de precios públicos para los estudios oficiales de Grado en España, focalizado en los precios referidos a la matriculación en primera convocatoria y para el curso 2020-2021.

En este sentido, el objetivo de este sistema de precios es doble. Por un lado, pretende reducir tanto como sea posible los precios públicos de primera matricula en los estudios de Grado, teniendo en cuenta la situación de crisis económica en la que ya hemos entrado, con el fin de evitar barreras suplementarias al acceso a la universidad. Los datos sobre abandono de estudios muestran que se concentra en los y las estudiantes con menos recursos. El modelo de precios públicos aprobado hoy complementa el incremento de becas efectuado recientemente para garantizar que las y los estudiantes que puedan enfrentarse a dificultades económicas no vean vulnerado su derecho a la educación. Se trata de corregir las subidas excesivas de precios públicos que se produjeron en algunas Comunidades Autónomas mediante la utilización del sistema de horquillas decretado por el Gobierno de aquel entonces, a partir de 2011/2012, sin consulta con las Universidades ni con las organizaciones estudiantiles.

Por otro lado, se trata de disminuir las grandes diferencias de precios públicos entre Comunidades Autónomas, que ya existían en 2011-2012 y que se acrecentaron sustancialmente con los incrementos asimétricos que se produjeron entre 2011 y 2019 como resultado de la utilización diferencial del sistema de horquillas.

El sistema anterior ha sido abrogado por Real Decreto aprobado en el Consejo de Ministros el 5 de mayo de 2020. En su lugar se ha determinado que se procede al establecimiento de un precio máximo para cada crédito universitario específico para Comunidad Autónoma, mediante decisión de la Conferencia General de Política Universitaria. A tal fin se ha presentado hoy la propuesta, finalmente aprobada, que intenta limitar el nivel de precios resultante del súbito incremento de precios en algunas Comunidades a partir del 2011-2012, al tiempo que reduce las disparidades de precios entre Comunidades Autónomas.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

© 2020 Ministerio de Ciencia e Innovación