Bajo este apartado se engloban todas las actividades de I+D+I de España que se desarrollan en las zonas polares, Ártico y Antártida. La autoridad española encargada de coordinar todas estas actividades es el Comité Polar Español.

Comité Polar Español

El Comité Polar Español (CPE) es la autoridad española encargada de coordinar las actividades de I+D+I de España en las zonas polares. El Real Decreto 852/2020, de 22 de septiembre, regula su composición y funcionamiento.

Actualmente el CPE se adscribe al Ministerio de Ciencia e Innovación a través de la Secretaría General de Investigación quien ostenta la Presidencia del Comité como Autoridad Nacional Polar. Además, el CPE está compuesto por una serie de vocalías representadas por los diferentes ministerios e instituciones implicados en la actividad polar española; y una Secretaría Técnica, que es la responsable de impulsar, coordinar y supervisar las actividades que determine el Comité o las que le atribuya la Autoridad Polar Nacional.

Antártida

La Antártida comprende todos los territorios situados al sur del paralelo 60º S. Tiene una extensión de 14 millones de km2, de los cuales el 98 % están cubiertos de hielo con espesores medios de 3 km. Posee el clima más extremo de la tierra, habiéndose medido la temperatura más baja registrada, es el lugar más ventoso y con menor registro de precipitaciones, y es el continente más elevado de la Tierra con una altitud promedio de 2 000 m. Alberga alrededor del 80 % del agua dulce del planeta. En la Antártida no existen poblaciones indígenas.

Las actividades en la Antártida se rigen por el Tratado Antártico, inicialmente firmado por 12 países en 1959, establece un régimen de conservación para el continente. Este Tratado reconoce el interés de toda la humanidad en que la Antártida se use siempre y exclusivamente para fines pacíficos y que no llegue a ser escenario u objeto de discordia internacional. Reconoce, además, la importancia de las contribuciones aportadas al conocimiento científico como resultado de la cooperación internacional en la investigación científica en la Antártida.

Ártico

El Ártico es un área adyacente al polo norte formada por el océano Glacial Ártico y las tierras que lo rodean. Se estima que lo habitan 4 millones de personas entre los que se encuentran los pueblos indígenas originarios del Ártico y otros habitantes. El ártico es en su mayor parte un extenso océano cubierto por una banquisa, rodeado por tierras con una muy baja densidad de población y subsuelo helado. Por su naturaleza la región ártica es un área única y un sensor del cambio climático. El cambio climático está haciendo que en el Ártico la temperatura aumente 3 veces más rápido que en el resto del planeta.

El Ártico pertenece a los ocho Estados con zonas de soberanía situadas más allá del círculo polar ártico: Canadá, Dinamarca (por Groenlandia y las Islas Faroe), Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia, Rusia y Estados Unidos de América. Estos países se reúnen en el foro de cooperación llamado Consejo Ártico.

Ciencia polar

La investigación científica en las regiones polares resulta especialmente relevante por la trascendencia global de los procesos y los descubrimientos que tienen lugar en ellas. Se consideran observatorios privilegiados en numerosas áreas de conocimiento. La comprensión, conocimiento y observación de los procesos geológicos, biológicos, oceanográficos y atmosféricos que concurren tanto en el Ártico como en la Antártida son críticos para avanzar en el conocimiento de los procesos globales en la Tierra. La colaboración internacional es fundamental para el desarrollo de la ciencia polar.

El apoyo institucional y desarrollo de proyectos científicos en las zonas polares de manera continuada se remonta a la década de 1980. Inicialmente, el interés de la comunidad científica española se centró en la Antártida, fundamentalmente por la accesibilidad a las instalaciones de España en la zona, pero durante la última década ha habido una diversificación de las investigaciones en el ártico, sustentada, fundamentalmente, por las colaboraciones internacionales. En la actualidad numerosos proyectos científicos españoles se realizan en diversas localizaciones tanto antárticas como árticas.

Bases, buques y operaciones

Las bases antárticas españolas y los buques oceanográficos son las infraestructuras que tiene España para el apoyo y desarrollo de la investigación polar. Tanto las bases como los buques forman parte del mapa nacional de Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares (ICTS). El término ICTS hace referencia a infraestructuras punteras de I+D+I que, individualmente o coordinando varias instalaciones, prestan servicios para desarrollar investigación de vanguardia y de máxima calidad, así como para la transmisión, intercambio y preservación del conocimiento, la transferencia de tecnología y el fomento de la innovación.

Las actividades polares españolas se realizan fundamentalmente en la Antártida, aunque también hay actividad en el Ártico. Las operaciones en la Antártida se llevan a cabo habitualmente durante el verano austral (noviembre-marzo). La colaboración internacional es fundamental en el desarrollo de las actividades polares.

Datos polares

El movimiento de acceso abierto y de creación de e-infraestructuras de apoyo al uso de información científica por la comunidad científica ha considerado la importancia de la accesibilidad a los datos de investigación. Estos datos son reconocidos como una fuente de conocimiento propia e independiente de las publicaciones, que pueden generar nuevo conocimiento y podrían ser explotados de manera interdisciplinar.

La Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación hace referencia a la normalización de la gestión de los datos en repositorios con el fin de facilitar su preservación, acceso y distribución (artículo 37).

Los datos polares, sobre todo los antárticos por la obligación que implica el artículo III del Tratado Antártico, cuenta con instrucciones de depósito y reuso de datos disponibles en repositorios temáticos. La gestión adecuada de los datos debe estar coordinada para garantizar su preservación y explotación y asegurar la interoperabilidad de estos.

Seleccione o tipo de erro que desexa reportar

  • Se detectou que unha das ligazóns non leva a ningunha páxina...

  • Se detectou un erro de URL nunha ligazón...

  • Se detectou un erro no contido...

  • Se detectou que o contido non se mostra...

  • Se a información non lle foi de utilidade...